…y el queso se cayó!

… si, había algo que comer, pero era lo que menos interesaba. Se atendía esa necesidad física, pero se deseaba otra… y si mutuo… sin que se dijera, la comida desaparecia rapido, era solo un obstáculo… el momento mágico, pero era el inicio de la magia… … definitivamente se olvidaban de lo que el resto…