El día y la noche*

El día debería ser tan bonito como la noche, dijiste.

El día es lindo cuando puedo estar con vos.

El día debería ser tan lindo como ese abrazo de despedida que sé que no nos gusta lo que significa, pero que nos alimenta de vida.

La noche es bella porque puedo ser yo con vos. Puedo hablar, reír y llorar y sentirme seguro porque estoy al lado de alguien que me importa y que siento que le importa.

Las noches son más lindas desde que puedo compartir con vos. Más lindas desde la primera vez que te tomé la mano, hasta fue lindo cuando torpemente toqué tu pierna porque no encontré tus dedos. La noche es más linda desde aquel primer beso. La noche es mucho más linda desde que te dedico sueños, desde que pienso en vos antes de dormir y desde que me voy sonriendo a encontrarte con los ojos cerrados.

Mas los días son lindos porque abro los ojos y sos lo primero que pienso. Lindos porque tengo una razón para seguir adelante y querer dar lo mejor de mi para poder ayudar a dibujar una sonrisa en tu rostro.

Los días son lindos cada vez que te veo y suspiro en silencio por querer decirte que me importás y que quiero ser mejor para verte feliz. Son más lindos porque puedo oírte y si bien no puedo tocarte, acercarme a vos me da paz… me da vida.

Aun los días que no te veo no son feos, porque hago mucho para que se escape ese tiempo rápido para que llegue la noche y pueda tenerte a mi lado, en mis sueños.

Sí, amo los días y las noches porque les das un sentido… les das cariño… les das vida.

*Sentido un martes 21 de agosto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s