Dejó de ser un sueño

El viento sopló y no se esfumó. Trató de convertirse en tormenta y nos sujetamos más fuerte. No lo abandonamos. Ese sueño, hoy, es realidad.

Apareció sin buscarlo

Así como aparecimos uno frente al otro. Así como nuestras miradas se cruzaron y nos dejaron sin habla. Así apareció esto. Miradas, manos y abrazos aparecieron sin buscarlos. El beso, no. Ese sí lo gritábamos en silencio.

Para darle una forma a esto

Solo, yo podría y no quedaría mal. Buscaría la perfección y posiblemente la alcance, aunque sea en sueños. Mas, junto a vos, la forma no está planificada. Si bien la soñamos, cada día es diferente y más hermosa, porque es de los dos. Porque la vivimos. Si bien no es perfecta, es de los dos.

El amor puede ser un elemento

Es la base de mucho, el medio donde nacemos y vivimos. Es lo que nos hace humanos y parte de un todo. Nos da valor. La ciencia, el arte y hasta el universo se forman de él: no lo podemos descomponer en algo más sencillo. Es el elemento de la vida.