Media Vida

Curiosamente hoy encontré a una amiga. No la veía desde la muerte de su madre, y antes de eso, eran años de no saber nada de ella más que en medios sociales.

Era un día en el cual pensaba que iba a quedarme en la que fue mi casa por muchos años, pero por cosas de la vida decidí regresar a la mía. Iba a descansar cuando se me ocurrió ir un concierto al aire libre.

Caminaba solo por este parque como un ser perdido entre tanta gente que no conocía cuando la encontré. Nos saludamos como lo hacíamos en los viejos tiempos. Por primera vez, conocí al que hoy es su esposo.

El primer tema de conversación fue sobre nuestro estado actual (son 16 años de conocernos). Luego mi anécdota de una ex profesora del colegio y como se sorprendió de ver lo que ha sido mi vida y cómo me confesó que nunca pensó que iba a tener un futuro, en este momento, fue cuando su esposo entró a la conversación. Si, los tres reímos.

Pasando entre viejos amigos, el estado, la política, la vida, el amor, familiares, mascotas y otros temas, descubrí que somos los mismos chiquillos que se conocieron por medio de cartas, si, eso que ya no se usa.

Mi felicidad por ella es mucha, ver que encontró una pareja que piensa, y que comparte muchas cosas con ella, que quiere un mejor mundo para todos y que la hace feliz, lo que ella merece.

A pesar de todo lo que pasó y las cosas que nos separaron, puedo decir que sigue siendo mi mejor amiga, media vida después.

Anuncios
Publicado en Historias | Deja un comentario

¿Un día cualquiera?

Hay días de días, en los que puede o pasar mucho o no pasar nada.

La vida misma quiso que este 9 de febrero no fuese como cualquier otro día. Aproximadamente 6 meses antes decidí que no fuera un día cualquiera. Me divierte pensar que mi compañero de viaje de este día en todo este tiempo siempre me dijo que no debía pasar a mal nuestra relación de compañeros.

Cometí muchos errores que casi me llevan a perder una persona importante en mi vida. Más que un compañero, hoy lo considero un amigo. Una persona que está en mi vida por una razón. ¿Cuál? No sé decilo y creo que tampoco lo puede decir mi amigo.

Es difícil encontrar la confianza en un ser extraño, una persona que no comprendes como llegó a tu vida, pero de que una u otra manera, el instinto te dijo que debías confiar en este ser, que debías depositar mucho de tu vida en él.

Hoy vimos experiencias ajenas a nuestra vida que nos inyecto adrenalina. Nos dejó mucho en que pensar. Nuestra conversación al final del día fue mucho más profunda que la que tuve hace 3 años. No es que la de este tiempo atrás no influyera en mi, sólo que la de hoy dejó depositar confianza, amistad y comprensión.

En estos pocos años que llevo vagando por este mundo, este 9 de febrero ha sido un día en el que mi vida dió un giro importante, un día en el que me sentí acompañado.

Somos completamente diferentes y creo que eso es lo que me hace sentirme acompañado, sentirme como una persona que hoy tiene más que ganas de hacer mucho, ser una persona que sabe que no sólo su compañero cree en muchas cosas similares, sino, que el mundo está lleno de soñadores, de personas que creen que pueden cambiar el rumbo de la vida.

Luego de despedirme, pasaron muchas cosas que no debo dejar en público, hechos que son míos, pero al menos comparto este pequeño acto de amistad.

Han sido 3 semanas duras, 3 semanas que me han llevado a pensar en lo que hice, lo que hago y lo que haré.

Publicado en Historias | Deja un comentario

La Soportable Impaciencia Del Ser

Vivimos en un mundo en el que el tiempo nos manda a vivir más rápido con el pasar de los días. ¿Desgracia? Recuerdo los tiempos en que sólo era un niño al cual los días le rendian para hacer miles de cosas, claro está, miles de cosas de niños… En mi caso, soñando la mayoría del tiempo, o bien, hundido en libros, que viene a ser casi lo mismo.

En estos días, la paciencia es algo que se ha perdido, y quienes gozamos de tenerla, somos seres que nos ven raro. La impaciencia se ha vuelto tan común hoy, que crece como un virus, que nos ataca y trata de dominarnos.

Hablo de impaciencia por todo, sueños, realidades, negocios, amores… Lo que sea tiene que ser ya, no hay excusa, no hay tiempo que perder. Creo sin embargo que perdemos más tiempo apresurandolo todo, y no ganamos en experiencias, en ver la vida desde otro punto, desde otro lado… de un lado en que podamos apreciar la misma como si fuera una película en la que cualquier persona es el personaje principal.

Admito que fui víctima de la impaciencia en cierta epoca de mi vida, como por ejemplo cuando creí que con dos meses de clases de trompeta ya iba a saber lo necesario. Si, pueden reírse, a las dos clases me di cuenta que me tomaría mucho más tiempo que sesenta días.

Gracias a la música y mis exigentes maestros fue que encontré el camino hacia saber esperar por las cosas. Una vez leí en un cartel publicitario de unas botas para snowboarding este frase: “Good things come to those who wait”. Hasta hoy, sigo recordando en especial en las ocasiones más duras que pase.

¿Qué sería de nuestras vidas si camináramos por una ruta llana, recta y que no presente obstáculo alguno?

Publicado en Historias | Deja un comentario

De los muros y otras construcciones parte V: Las Expectativas

Así como construimos muros, creamos expectativas. Como dijo un amigo una vez en una bar: “Todo es culpa de las malditas expectativas”. Es imposible que nuestra parte cognitiva no las forme, más si hablamos de crearlas alrededor de otra persona.

Si las decimos a la persona sobre la cual las formamos, más que una “sugerencia” puede ser una petición a gritos. Ahora bien, ¿qué pasa si no las decimos? Creamos un mundo alrededor nuestro que puede ser destruído con el menor esfuerzo, al ver la realidad, al ver que esta persona es un humano como cualquiera y que dentro suyo, también tiene expectativas.

Si no hay una base que sustente una expectativa, es sólo un acto de fé, claro, dicen por ahí que la fe mueve montañas… Al mismo tiempo, puede ser solo una esperanza… La incertidumbre es a la cual podemos culpar de que expectativas, esperanzas y sueños aparezcan y nos ayuden a idealizar algo.

¿Son buenas o no las expectativas? No lo sé, me gustaría saberlo… pero por el momento si formulo una, trato de compartirla y no dejar que me haga un mundo el cual no está atado a la realidad.

Para finalizar este tema de 5 capítulos, les dejo una frase de Bunbury:

“Y abrimos las puertas, quizás por costumbre
tal vez por búsqueda inocente
y nos encontramos…”

Publicado en Pensamientos | 2 comentarios

De los muros y otras construcciones parte IV: La Idealización

“La Idealización es el proceso por el cual los modelos científicos asumen hechos sobre los fenómenos que se modelan que son ciertamente falsos.” Estas son las primeras líneas que nos da wikipedia. ¿Sólo modelos científicos? Aunque soy un naturista no lo veo sólo hacia esta visión de la vida.

Creo que los humanos pasamos por un periodo en el cual sólo vemos castillos en el aire, aunque nunca encontremos el camino hacia ellos. no lo veo mal, al contrario, creo que es el medio en el cual podemos darnos cuenta de la vida como tal, como la queremos, como la “idealizamos”.

Creer que la vida es tal cual la deseamos o la vemos, es la manera en que podemos hacer nuestro camino hacia lo que realmente queremos. Aunque veamos caer hojas caer en ciertas ocasiones del año, podemos tener la esperanza de alcanzar lo que deseamos, claro está, si realmente lo deseamos.

El juego de la idealización entra en el momento en que otra persona lo cree, o al menos así lo creo. Muchas veces, por no decir todo el tiempo, no nos damos cuenta de cuando se idealiza a alguien o algo, hasta que se menciona. Si este hecho sucede, es porqué debía, y no por ser intencional.

La conciencia con el mundo es lo que podría ser un factor hacia la incondicionalidad. Pero no vayamos tanto así, sea como sea, somos lo que hemos aprendido.

¿Qué tiene que ver la idealización con los muros? Para mi mucho, ya que los castillos en el aire son propios, son lo que deseamos y donde queremos estar para sentirnos seguros. La cuestión en este lugar, es el hecho de a quieen dejamos entrar y salir. ¿Sabemos dar el permiso de salida y/o entrada?

Aunque todo debería cesar para mi, el mundo sigue su rumbo, así como la vida… No creo en las casualidades, y aunque no lo crean, tampoco en las “idealizaciones”, solo creo en las “causalidades”.

Publicado en Pensamientos | Deja un comentario

De los muros y otras construcciones parte III

Es curioso el pensar cuando se construye el primer muro a nuestro alrededor. ¿Saben? ¿No?… Es sencillo si hemos visto “Back to the future”… Así es… ese “corral” que de niños nos dieron para protegernos. ¿Será acaso el precursor de nuestros muros? Para esta cabeza si.

Ahora es cuando me pregunto: ¿valdrá la pena andar descalzo y mojarme? Creo que sí.

Con el pasar de los años nuestro instinto de defensa reacciona según nuestra naturaleza. Recuerdo que de niño si hubo algo que amé fue andar descalzo y mojarme con la lluvia, claro, eso tuvo seria reprimendas, pero sea como sea, lo disfruté.

¿De dónde aprendieron esto nuestros padres? (entiéndase como padres a quienes nos vieron crecer y nos “protegieron” y “educaron”)

Hoy creo que si vale la pena caminar descalzo y mojarme bajo la lluvia.

Publicado en Pensamientos | Deja un comentario

De los muros y otras construcciones parte II

Imaginemos a una persona que ha caído en una isla, sola (cualquier semejanza con la película de Tom hanks es mera coincidencia). ¿Qué es lo primero que hace? Tratar de construir algo que lo proteja. Si, su instinto lo lleva a buscar refugio, pero luego de esto, se ve tentado a protegerse.

Si nos comparamos con los animales, vemos que el miedo a ser vulnerables nos lleva a una autoprotección. Un perro por ejemplo, simplemente se refugia y sigue disfrutando de su vida luego de que pasó el “peligro”. Un hombre, construye algo a su alrededor para sentirse “seguro” aunque no exista o vea un signo de “peligro”.

¿Se han puesto a pensar cómo este estado de seguridad lleva a la soledad y aislamiento? Muchas veces esta seguridad hace que una persona quede completamente sola.

Publicado en Pensamientos | Deja un comentario