Cuando lo nuevo se vuelve común

Aún recuerdo esas mañanas de los 25 de diciembre cuando con toda la alegría del mundo iba a buscar mis nuevos juguetes. Era curioso, porque a pesar de ser nuevos, ya los conocía. Lo curioso es que los juguetes “grandes” siempre fueron opacados por los “chicos”, esos que eran una sorpresa. ¿Cuánto duraban los juguetes…