Promesas para vos y cualquiera que quiera vivir

Las personas prometemos. Generalmente en ellas hay dos errores:

– Prometemos sin pensar lo que vamos a prometer. En este caso todo lo que te he prometido al día de hoy es lo que sé que puedo cumplir. Lo curioso de esto es la felicidad que emiten esas promesas en mi. ¿Sabés por qué? Porque sé que cuando las cumpla, te harán muy feliz.

– La promesas son para otros y no para nosotros mismos. Cuando uno se promete algo no va más allá. No hay un compromiso. O sea, generalmente no cumplimos a los demás ni a nosotros mismos.

Sé que no he sido perfecto, no soy un santo, cargo con mi propio peso. He hecho promesas que no he cumplido. Al punto de estar sin prometer algo a alguien porque estaba en un modo “neutro”.

Hoy voy a hacer promesas que sé que puedo cumplir.

La primera promesa es encontrar la felicidad. Voy a intentarlo cada día. Tratar de comprenderte a vos que lees esto.

La segunda es querer ser mejor persona. Esto es mucho por vos. No puedo cambiar mi naturaleza al decir las cosas, pero si puedo tratar de decirlas de la mejor manera.

Quiero, como tercera promesa, ser lo más abierto con vos. No solo contarte las cosas o como me siento, sino, también como contártelas. Dejar que mi pasión por la vida no controle mis palabras. Hacer que esa pasión exista en otros momentos donde el controlarla no venga al caso. Donde el control aparezca para poder darme a entender mejor y así, no comete errores. Esta no es solo para mi, también es para vos. Porque sé que lo Merced. Es difícil. Lo sé. Pero se que puedo.

Quiero prometerte que haré lo posible para que alcancés la felicidad. No importa como venga o que tenga que hacer, sé que merecés la felicidad. Quiero prometerte momentos. Quiero prometerte cuidados, palabras de aliento, mi hombro para cuando lo necesités.

El respeto a vos es lo que sigue. Física, integra y emocionalmente. Esto no lo había prometido antes, pero antes, no estabas vos. Es algo que debemos prometer a todas las personas, y por eso, al hacértela a vos, se la hago a todos.

Te prometo que te voy a amar. Quiero ser esa persona que merecés. No quiero fallarte. Sé que no te voy a fallar. ¿Sabés por qué lo aseguro? Porque todo esto es algo que estamos construyendo juntos. Sé que no dejaremos que esto falle.

Te prometo siempre mi amistad. Eso siempre estará para vos. Sos mi mejor amiga. Sé que siempre vamos a estar juntos. Sé que vos lo sentís también. Lo vemos en nuestros ojos y lo oímos en nuestras palabras.

De nuevo, quiero prometerte que te voy a amar. Sí, dos veces. Porque quiero reforzarlo. Siento que el amor debe estar antes y después de la amistad. Te voy a amar a vos y todo lo que salga de nosotros dos.

Mi ultima promesa es para vos como mujer. No como amiga o pareja, sino, a vos como lo que sos. Te prometo que te voy a apoyar. Que voy a impulsar tu potencial cuando pueda. Sé que podés cambiar cualquier cosa que te propongás. Aquí y en donde sea. También sé que con tu apoyo, yo también creceré como persona. Con hombre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s