El baile

Un par de enamorados decidieron cenar en casa de uno de ellos. No fue inesperada. Un 15 de diciembre.

La luz era no más de la que salía de un pequeño árbol de navidad. La música no desapareció esa noche. Él preparó la cena. Experimentaba. No dejó que se notara. Solamente cocinó.

Un par de copas de vino iban y venían. Terminaba la cena, las copas siguieron bailando. La música no desapareció esa noche.

Ninguno de los dos se dieron cuenta en que momento un beso los empujó a ponerse de pie. Este fue corto mas el abrazo que se dieron no. Las palabras, el abrazo, las luces y la música los hicieron balancearse.

Podría decirse que el vino los hizo moverse, pero dentro de ellos lo querían hacer. Así lo hicieron.

Sin darse cuenta todos los elementos los pusieron a volar. Se transportaron hasta donde la música se hizo uno con ellos. Los besos no faltaron.

Las palabras que se dijeron fueron las que desnudaron sus almas para estar vulnerable ante el mundo de cada cual. A la vez también hacia su relación fuerte.se convirtieron en uno para querer enfrentar la vida.

El baile continuó hasta la habitación. De nuevo, volvieron a ser uno. Un 15 de diciembre. Su primera cena de navidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s