Uno

– Dos, tres, cuatro, cinco, seis…

– ¿Has pensado a dónde vamos a parar?

– …diez, once, doce, trece…

– Siento que no… no vamos a parar… no vamos a ningún lado… ¡Vamos a todos lados!

– … dieciocho, diecinueve, veinte… no me molesta y ¿a vos?… veintiuno, veintidos, veintitrés…

– No… bueno… puede ser…

– veintisiete… veinti…ocho… ¿cómo?… veintinueve…

– Sí… puede ser que me moleste… si solo navegamos y no disfrutamos el viaje…

– treinta y cuatro, treinta y cinco, treinta y seis, treinta y siete…

– Debemos detenernos… mirarnos… no dejarnos de ver… sentir la sonrisa del otro en nuestros ojos… sí… ahí dentro también…

– cuarenta y dos, cuarenta y tres, cuarenta y cuatro…

– Porque ¿qué sería de esta vida sino disfrutamos el viaje?, aunque no tengamos un rumbo… vos sabés… vos lo sentís… debemos ver las estrellas… vamos a todos lados…

– cincuenta y tres, cincuenta y cuatro, cincuenta y cinco… sí… como lo hacemos en este momento… ¡ups! Me perdí… volvamos a empezar con las estrellas…

– (los dos) Uno, dos, tres…

Anuncios

Acerca de LaCabezadelJinete

Thought that I was a devil? But I'm an angel waiting for my wings.
Esta entrada fue publicada en Historias. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s