¿Me das la mano?

– Recuerdo cuando te soñaba.

Recuerdo todos esos paisajes de esos mundos mágicos que conocimos en mis sueños. Estoy seguro que en los tuyos también vimos otros mundos. Siento que coincidimos en varios.

Sí… ¿Te acordás? Vivíamos en el corazón del otro. Pensábamos tanto en nosotros. Deseábamos tanto encontrarnos. Seguro que por eso se dio todo hasta después… hasta que dejamos de buscarnos.

¿Te acordás de esos mundos con dos lunas? En ocasiones con tres. Recuerdo uno en especial. Ese en que siempre era un atardecer. Todo el día era un atardecer. El día, la noche… siempre había una puesta de sol. Lo único que cambiaba era cuando llovía. Sí, la lluvía de estrellas que contemplábamos bajo el arbol de cristal de aquella colina. Veíamos el paisaje… las estrellas cayendo… Ese fue de mis favoritos. Ese cielo. Ese sol ocultándose… no avanzaba… solo nos dejaba contemplarlo.

¿Te acordás de la luna? Nos miraba y nosotros a ella. Lo único que cambiaba era si estaba creciente, llena, menguante o nueva. ¡Qué lindo mundo ese! ¿Vamos hoy?

– ¿Me das la mano?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s